viernes, 3 de julio de 2015

QUISIERA SER INSENSIBLE

Fecha de Publicación:
Acapulco de Juárez, Gro. Méx. 3 de Julio del 2015
 
Publicado Por:
Emilio Nahín Rojas Madero
 
 
Quisiera Ser Insensible 


Cómo quisiera no tener sentimientos;
Para no saborear amargos momentos,
Para no sufrir ni llorar en detrimento;
Para no padecer el maldito tormento.
 
Qué patético no controlar al sentimiento;
Sentirte propiedad de quien no te quiere,
De quien solo se burla de tu sufrimiento;
Y sin remordimiento alguno solo te hiere.
 
Yo ya no quiero llorarle al frío corazón;
Ya no quiero amar hasta perder la razón,
No quiero seguir viviendo en cerrazón;
Quiero amar ¡pero amar con precaución!
 
No quiero sentirme dueño ni propiedad;
Quiero ser libre y amar con esa libertad,
No quiero amor por compasión o piedad;
Quiero ser libre de dar y retirar mi lealtad.  
 
En un mismo ínstate enamórame y olvidar;
Al escucharles que me han dejado de amar,
Para evitar ese deseo de quererme suicidar;
Y no llorarle a quien me ha dejado de amar.
 
Oh Dios ¿Para qué me diste sentimientos?
Sin darme la manera de poderlos controlar,
Solo torturo al amor en mis resentimientos;
Encadenando esta libertad que quiere volar.
 
Estos sentimientos me están devorando la piel;
Intuyendo que de nada vale ser el hombre fiel,
La consumación de la traición me deja su hiel;
¿Para qué amo a quien solo me entrega su piel?
 
Ya no quiero el ácido sabor del abandono;
Tampoco la presencia del íncubo nocturno,
Que se burla de mí en sombrías pesadillas,
Fúnebres lágrimas cayendo en mis rodillas.
 
Ya no quiero ser esclavo de los sentimientos;
Ya no quiero ser un siervo entre sufrimientos,
No quiero ser mozo al servicio del tormento;
Ya no quiero sentir, solo quiero estar muerto.
 
Por favor Dios, arráncame los sentimientos;
Que me hacen ver débil ante resentimientos,
Amar y sentir es un inquietante sentimiento;
Que se sanciona con el lúgubre sufrimiento.

Autor: Emilio Nahín Rojas Madero / 03 Julio 2015
 

miércoles, 24 de junio de 2015

MI NOMBRE ES "NADA"

Fecha de Publicación:
Acapulco de Juárez, Gro. Méx. 24 de Junio del 2015

Publicado Por:
Emilio Nahín Rojas Madero
 


Mi Nombre Es "Nada"

Aquellos que deseen saber mi segundo nombre;
Les diré que en él llevo una amarga penitencia,
Traición y desilusión son las novias del hombre;
En mí la soledad se presenta con tal insistencia.

Aquél del que no querían se notase su presencia;
El –“amigo”– para seguir ocultando apariencias,
Yo deseaba dejar la clandestinidad con insistencia;
Pero solamente fui usado sin oponer resistencias.

Y aquí dejo la historia de mi reciente penitencia;
Para que vean que en mi nombre llevo el karma,
Ya que hoy como ayer me toco volver a amarla;
A la dama que me condeno a obscura demencia.

Pues mientras mi adorada para mí lo era todo;
Yo para ella no fui recuerdo, historia, ni nada,
Solo fui un papel de lagrimitas tirado al lodo;
Estoy dejando de creer en los cuentos de hada.

Si me llegasen a preguntar que quién es el infiel;
Mi respuesta tajante entre los hombres y mujeres,
Opinaré que la moneda de la suerte esta nivelada;
Aunque mi suerte y la moneda estén contrariadas.

Aquí me encuentro repitiendo la escena dantesca;
Dedicándole estas lágrimas a quien hoy me deja,
La repetida sombría trama de una novela grotesca;
Llorar hasta olvidar a quien el corazón hoy reza.

Pues no es fácil que el corazón llegue a entender;
Que esa dama que amamos nos extirpe de su ser,
Que comprendamos que para ella no somos nada;
Que le dio sepultura a nuestra historia encantada.

Hoy mi nombre es viento, es vacuidad, es la nada;
No existo en tierra, mi alma ya ha sido exorcizada,
La peor penitencia es el apego al cuento de hadas;
Los finales felices no existen, solo la muerte alada.

Dios ¿Por qué me enamoro de quien no vale nada?
Que me engañan y me dejan con el alma cercenada,
Y mi cabeza por un largo tiempo queda cautivada;
Al final toda traición a la nada queda sentenciada.


Autor: Emilio Nahín Rojas Madero / Coyuca De Benítez 24/Junio/2014
 

lunes, 22 de junio de 2015

¿QUÉ SE SIENTE NO OLVIDARME?

Fecha de Publicación:
Acapulco de Juárez, Gro. Méx. 06 de Junio del 2015

Publicado Por:
Emilio Nahín Rojas Madero
¿Qué Se Siente No Olvidarme?

Y me narraron que fuiste a buscarme;
Tan pronto supiste que yo estaba allí,
¡Y que ibas de la mano de tu amante!
Solo para hacerme sufrir como antes.

Mentira ¡Tú no has podido olvidarme!
Pues solo yo te hice sentir una mujer,
¿Acaso te duele ya no poder amarme?
No fui yo quien dijo adiós al atardecer.

Si a ti ya no te importara mi existencia;
¡Por qué te presentas ante mi presencia!
¡Por qué me buscan con esa insistencia!
¡Mira tu orgullo! Es de poca resistencia.

Oh mujer ¡Por qué te atreves a buscarme!
Después de todo, después de traicionarme,
¡Si me juraste que ya no ibas a buscarme!
A tu falso amor no vuelvas a presentarme.

Si yo fui tu hombre de amplia experiencia;
Discúlpame si ofenden mis palabras ígneas,
Pues yo fui quien te amo no solo en líneas;
No podrás sustituirme en toda tu existencia.

Dime Mujer ¡Qué se siente no olvidarme!
No juegues con él ¡Jamás podrás amarle!
Solamente a mí tu corazón pudiste darme;
Solamente placer a él podrás tú entregarle.

Yo solo intuyo que él llegará a vengarme;
Por cada lágrima que algún día te derrame,
Al decirme que habías dejado de amarme;
Este instinto suicida llego para abrazarme.

Pero dime ¿Qué se siente no olvidarme?
¿A qué te sabe el sexo si no lleva amor?
Si decidiste aquella tarde abandonarme;
Jurándome que encontrarías algo mejor.

Tu actuar indica que volverás a buscarme;
Para que al romance le demos continuidad,
Pierdes tu tiempo no volverás a engañarme;
Aun amándote tanto, yo te ungiré vacuidad.

Toda amarga decisión trae una consecuencia;
Y la tuya trae el desagradable sabor la hiedra,
Tu cuerpo lo entregaras a otro con demencia;
Pero tu corazón para él seguirá siendo piedra.

Pero síguele mujer y vuelve a engañarte;
A mí no me volverás a hacer responsable,
Si en su momento te amé con el bello arte;
Adiós os digo a quien no puede olvidarme.

Autor: Emilio Nahín Rojas Madero / Coyuca De Benítez 22/Junio/2015

CORAZONES PRESTADOS

Fecha de Publicación:
Acapulco de Juárez, Gro. Méx. 22 de Junio del 2015

Publicado Por:
Emilio Nahín Rojas Madero
 
 
Corazones Prestados

Por un instante creí encontrar la mujer perfecta;
Aquella intachable ante la nefanda idea pagana,
Aquella damisela cuya castidad no se profanara;
Aquella que en su corazón pecado no fecundara.

Pero un romántico soy porque solo me engañaba;
Porque llegué a creer que al eyacular en su mundo,
Su gloria era solo mía y que en verdad me amaba;
Sólo prestó su corazón para asilar mi tonta ilusión.
 
Me regalo placer y lujuria pero jamás su corazón;
Y sin explicación alguna solamente me desahució,
Cuando su corazón de mi amor se había hastiado;
Con sus palabras insensibles me había abandonado.

A correrme de su corazón solamente se aprestaba;
Aseándolo para abrir las puertas a nueva orquesta,
Que le cantase una melodía que estallara su pasión;
Ignorando al dócil siervo que la había amado tanto.

Soy el iluso que se postro ante un corazón prestado;
Hoy advierto que de ella no debí haberme enamorado,
Pero es demasiado tarde, cargo el corazón calcinado;
Este es el desagradable pago por haberme ilusionado.

Oh mi amigo Cupido ¿Por qué me habéis engañado?
¿Por qué hiciste creer que el amor había encontrado?
Mi dama perfecta, el corazón solo me había prestado;
Solo quiero morir, antes que seguir siendo torturado.

Oh Cupido ¡No te imaginas qué lúgubre se siente!
Viajar con mis besos vacíos y mis labios olvidados,
A mi piel, mi corazón y sexo los dejaré encriptados;
Y solo las arenas del tiempo los dejarán sepultados.

Solo pasión y pornografía hemos hecho del amor;
¡Fogosos momentos pero sombríos de valoración!
Placeres de un simple encuentro sexual de ocasión;  
¡Debo conformarme con eso aunque falte el amor!

Oh Cupido ¡Ya no me traigas un corazón prestado!
Que ya no quiero volver a estar nuevamente atado,
Hoy sospecho que al amor eterno hemos asesinado;
¡Solo enséñame su cadáver donde ha sido sepultado!

Autor: Emilio Nahín Rojas Madero / Coyuca De Benítez 22/Junio/2015

domingo, 21 de junio de 2015

TU SILENCIO SEPULCRAL

Fecha de Publicación:
Acapulco de Juárez, Gro. Méx. 21 de Junio del 2015

Publicado Por:
Emilio Nahín Rojas Madero
 
 
Tu Silencio Sepulcral

Aquí se encuentra el poeta en la luna;
Escribiéndole a la dama cual ninguna,
Esperando en ella encontrar la fortuna;
Pero no quiere arriesgarse mi nocturna.

Y le escribo mil poemas, rimas y cartas;
Mas a juicio, de amor se siente atestada,
Tengo miedo de que no me leas y partas;
Mis rimas son para ti mi hermosa hada.

Me duele en el alma tu silencio sepulcral;
Mi corazón lo enclaustras en frio invernal,
Amor yo solo te ofrezco un amor terrenal;
Déjame entregarte este amor tan celestial.  

Pero solo tu silencio recibo por respuesta;
¡Qué castigo estoy pagando mi princesa!
Tu silencio sepulcral a mi alma la apresta;
Que la lagrima de mi corazón aun no cesa.

Sé muy bien que lees todos mis mensajes;
Donde te describo los más bellos pasajes,
Eres tú quien hace falta a mis engranajes;
Para caminar hacia los majestuosos viajes.

Esos que solo un enamorado podría darte;
Oh princesa, déjame llevare hasta Marte,
Oh mujer ¡No ves que solo quiero amarte!
¡Déjame ser el siervo que te revele el arte!

¡Pero no me respondes y eso me vuelve loco!
Tengo miedo que tu corazón me lo robe otro,
¡Mejor mátame! ¡Mátame porque me sofoco!
Sin ti princesa mía, me siento cual si fuera otro.

Mujer, ya no me condenes al silencio sepulcral;
Que me duele cuando no respondes mis palabras,
Quisiera evitar este sentimiento tétrico e infernal;
Anhelo tanto que algún día tu corazón me abras.

Aquí seguirá el poeta escribiendo desde la luna;
A la musa inspiradora de mi dulce poesía diurna,
Esperando a que la doncella a mi corazón se una;
Y susurrarle al oído –“Te amo como a ninguna”–.

Autor: Emilio Nahín Rojas Madero  21/Junio/2015